Especiales

Mauro Martínez, ingeniero químico y jugador

on

Mauro Martínez es el 6 de Liniers de Bahía Blanca. Por la mañana, estudia ingeniería química. Por la tarde, entrena con su club. Por la noche, trabaja en su negocio. ¿El premio a tanto esfuerzo? Un soñado partido ante River por la Copa Argentina. “Todavía no puedo ni imaginarme lo que va a ser marcar a Teo o a Cavenaghi”, dijo aún incrédulo.

En la Copa Argentina se dan cruces tan impensados como atractivos, que enfrentan a los clubes más populares del país con otros que transitan las categorías menores del fútbol nacional. Tal es el caso de Liniers de Bahía Blanca, que ya se prepara para afrontar el encuentro más importante de su historia ante River Plate, por los 32avos de final.

“Estábamos entrenando y apareció el ayudante, que le cuchicheó al técnico que jugábamos con River. Todos le empezaron a preguntar y nadie le creía al principio, por lo que siguió el entrenamiento normal. Pensábamos que era un chiste, que nos estaba cargando”, contó Mauro Martínez, uno de los pilares de Liniers.

“Cuando salimos de la práctica, en todos lados estaba saliendo que Liniers jugaba contra River. Encima, explotaron los teléfonos de todos por familiares y amigos que se comunicaban para compartir esa noticia. Va a ser el partido más importante de la vida de cada uno de nosotros”, agregó.

Aún sorprendido por esta oportunidad única que le tocará vivir, Mauro no tuvo tiempo de digerir lo que será enfrentar a tantos grandes jugadores. “Seguramente habrá una diferencia lógica en el juego porque ellos son uno de los dos equipos más grandes de la Argentina y nosotros jugamos el Federal B”, reconoció.

Sin embargo, lo imprevisto que suele ser el fútbol en muchas ocasiones le abre la puerta a la ilusión del batacazo. “Cuando entremos a la cancha, los dos equipos vamos a tener una presión y predisposición distinta. Para nosotros es el partido de la vida de cada uno, y para algunos de ellos seguro será casi como un entrenamiento”, dijo.

“Si estamos concentrados, no creo que sea tan desparejo. Desde lo deportivo creo que va a ser un lindo partido, no le tenemos miedo a un papelón ni tampoco le vamos a faltar el respeto a River. Son gente como nosotros. Nos superan en entrenamientos y calidad, entre otras cosas, pero nosotros con las ganas y el empeño podemos suplir lo que nos falta”, añadió.

Se planteó “disfrutar” como el principal objetivo, si bien tendrá la difícil misión de controlar a jugadores de la talla de Teófilo Gutiérrez o Fernando Cavenaghi. “Va a ser muy lindo tener esa responsabilidad”, aseguró. ¿Con qué se va a encontrar River? “Con un equipo ordenado. Desde lo defensivo vamos a tener que estar muy bien porque un error es un gol en contra. Intentaremos cumplir cada uno con nuestra función”, respondió.

Martínez llegó al club de Bahía Blanca hace veinte años, cuando tenía apenas seis. Como muchos chicos de esa edad, fue llevado por sus padres para comenzar con una vida sana relacionada con el deporte. Nunca se imaginó todo lo importante que sería Liniers en su vida.

“Liniers me dio muchos amigos, un montón de momentos lindos, la posibilidad de viajar y compartir un montón de cosas”, sostuvo.

Pero el fútbol no es lo único en su vida, sino que también se dedica a otras actividades. “Tengo mi negocio con un amigo, que son unas canchas de fútbol en Bahía Blanca. Además, estudio ingeniería química. En algún momento seré ingeniero, cuando termine con el fútbol y cuente con el tiempo necesario”, contó.

Un día habitual comienza temprano por la mañana, con el estudio. Luego, continúa por la tarde con el entrenamiento. Una vez que finaliza la práctica, se marcha a trabajar.

“Me moviliza la pasión por el fútbol, sin eso en estas categorías se hace muy cuesta arriba”.

Y será esa misma pasión la que, sin dudas, lo llevará a dar todo de sí cuando le toque enfrentar con su querido Liniers, al poderoso River de Marcelo Gallardo.

FUENTE: AFA.org.ar

Recommended for you